LA VENDIMIA HA SIDO TARDÍA Y LARGA

El txakoli de Bizkaia recoge una buena cosecha con 23 premios internacionales

Las bodegas producen con la última vendimia 1,8 millones de litros, récord gracias a las nuevas hectáreas
SANDRA ATUTXA - Jueves, 2 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:02h
Iñaki Aretxabaleta, José Ramón Calvo y Antón Txapartegi, ayer en la presentación de la añada de 2016.
Iñaki Aretxabaleta, José Ramón Calvo y Antón Txapartegi, ayer en la presentación de la añada de 2016. (Foto: José Mari Martínez)
Iñaki Aretxabaleta, José Ramón Calvo y Antón Txapartegi, ayer en la presentación de la añada de 2016.
BILBAO- Su aroma y sabor conquista a los paladares más exigentes más allá de las fronteras vizcainas. “Fuera nos valoran mucho”, reconoce el presidente del Consejo Regulador de Bizkaiko Txakolina, Iñaki Aretxabaleta. 23 marcas de txakoli, pertenecientes a ocho bodegas, cosecharon premios y distinciones a lo largo de 2016. Se trata, según asegura Aretxabaleta, de un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo realizado por los productores de este vino en el territorio. Pero no es suficiente. “Estaría muy bien que se consumiera más txakoli”, dijo el presidente del consejo, apelando a la confianza de los consumidores para que apuesten por los productos de “casa”. “Que nos den un voto de confianza y que lo prueben”, invitaron ayer en la presentación del balance de la cosecha de 2016. El nuevo caldo ya está en el mercado listo para ser consumido.
El volumen de txakoli recogido en la cosecha de 2016 fue de 1.825.195 litros, lo que supone un incremento del 2,2% respecto a la añada anterior. La entrada en producción de nuevos viñedos -76 hectáreas plantadas de 2009 a 2012-, supuso que el año pasado se alcanzaara un nuevo récord de producción, con algo más de 40.000 litros más de txakoli elaborado respecto al anterior ejercicio. Según explicaron desde el Consejo Regulador la cosecha vino marcada por dos factores principales. El primero, la climatología en primavera y verano. “La floración se retrasó ligeramente por unas temperaturas un poco más frescas hasta principio de junio, con un buen cuajado. La primera mitad del verano se caracterizó por unas temperaturas habituales de la época, con escasos episodios de calor y con poca precipitación”, describió el vicepresidente José Ramón Calvo. El segundo factor determinante fue el desarrollo de la campaña, caracterizada por una fuerte sequía a finales de agosto. “La vendimia ha sido más tardía y larga de lo habitual”, añadió Calvo. Sin embargo, y, pese a las dificultades a las que se enfrenta el sector para sacar el producto adelante, este año los caldos son “excelentes”. “La uva ha llegado a las bodegas muy sana”, puntualizó.
LA CALIDAD, LA BAZA Los responsable de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina aseguraron que su principal objetivo es situarse en el mercado con productos de una calidad indiscutible. Y es que, tal y como aseguró Aretxabaleta, “sabemos que no podemos competir con otros vinos en cantidad ni en precios. Por eso, nuestra apuesta es y tiene que seguir siendo la calidad por encima de todo. Es la única manera de seguir cosechando éxitos y sumando más consumidores fieles”, añadió. En esta línea, en el último ejercicio se han redoblado los controles de calidad para velar por el cumplimiento del reglamento de la Denominación de Origen que certifica la autenticidad de Bizkaiko Txakolina. La empresa HAZI es la encargada de verificar aspectos como el origen de la uva y su composición. El año pasado fueron auditadas 49 bodegas elaboradoras y controlado el viñedo de otras catorce, con un total de 121,247 hectáreas.

Comentarios

Entradas populares